Coaching

Tu propósito es … ¿un cambio de trabajo?

Revista pilates magazine con reportaje sobre arcopilates

Hola a tod@s, ¿qué tal estáis? ¿Tenéis entre esos propósitos de los que hablamos en el pasado post Propósitos para el 2018 el de cambiar de trabajo o emprender un nuevo negocio? Pues este lo he escrito con la intención de daros un ejemplo de que es posible, y ese ejemplo, ya que lo conozco muy bien 😜, va a ser el mío propio.

Permitidme que comparta mi experiencia y a la vez mi alegría 😁 ya que tal día como hoy, hace cinco años, impartía mis primeras clases de Pilates en Arco Pilates, en Crevillente. Me acuerdo perfectamente. ¡Qué nervios! Y con poquita gente. Pero no importaba, tenía que empezar esta nueva aventura.

Como podéis leer en la entrada Sobre mí, fue en otoño del 2012 cuando me armé de valor para salir de mi zona de confort y dar un cambio de rumbo a mi vida profesionalmente y tras once años dedicados a la enseñanza de las matemáticas, de instituto en instituto, cansada de esperar a que me llamaran desde la Conselleria de educación y me mandaran no sé a dónde, decidí que no quería vivir más a expensas de otros. Me propuse ser mi propio jefe, crear mi propio puesto de trabajo, que me permitiera una estabilidad, aunque eso significará recibir un sueldo más bajo. Hice un curso de emprendimiento para aprender qué pasos debía seguir, estudié varias posibilidades y vi que la opción de montar mi propio centro de Pilates y dar clases en él era la mejor de todas. Solicité el pago único del desempleo y lo invertí en el negocio. Dejé de ser víctima para convertirme en guerrera.

Os cuento esto por si le sirve a alguien de inspiración. Os digo que si yo pude, con mis inseguridades, con mis miedos, cualquiera de vosotr@s lo podéis conseguir porque “todo lo que vivamente imaginamos, ardientemente deseamos, sinceramente creemos y entusiastamente emprendemos, inevitablemente sucederá”. Este es un proverbio, creo que anónimo, que me acompaña como mantra desde que decidí tomar las riendas de mi vida.

¿Conocéis la sensación de sentiros orgullos@s de algo que habéis sacado adelante con mucho esfuerzo y dedicación? Entonces me entenderéis perfectamente.

Hoy me siento agradecida a tod@s los que han confiado en mí, que siguen y que han pasado por el estudio. Gracias a ellos mi propósito se ha hecho realidad. No es fácil contentar a los clientes, mantener su motivación. No puedes dejar de formarte, para darles contenidos diferentes, introduciendo detalles nuevos en las clases. Pero todo este esfuerzo tiene su recompensa cuando ves que la gente se siente mejor, que te recomienda a familiares y amigos, que encuentra el momento entre todo el ajetreo del día a día para no perderse la clase y que administra su sueldo para poder pagar la cuota sabiendo que está invirtiendo en su salud y reflexiono acerca de lo conseguido y me siento satisfecha, con más fuerza que nunca para seguir adelante, y ahora todavía más que mi compañero de vida se ha unido al proyecto. Supongo que mi pasión por el Método Pilates y la ilusión por enseñarlo es tan grande que se contagia. 😉

Os invito a compartir vuestras experiencias en los comentarios, cualquier reflexión que el leer este post os haya producido. Me encantará saber de vosotros. Podéis proponerme también temas sobre los que queráis que escriba.

¡Gracias a tod@s los que estáis ahí! Espero haberos ayudado de algún modo. Si necesitáis algún consejo, preguntarme aquí o por privado.

¡¡¡Hasta la próxima!!!

Estándar